XXX Bienal Nacional de Artes Visuales. Una breve reseña
Escrito por la redacción el Domingo 26 de Noviembre del 2023.

Las puertas del Museo de Arte Moderno se abren para acoger el evento cumbre de las artes visuales en República Dominicana, que cada dos años muestra lo más fresco y novedoso de su producción creativa.

La Bienal Nacional de Artes Visuales, se encauza luego de percances insalvables. Podemos hablar de una Bienal restaurada abriéndose paso vigorosa y más rigurosa que nunca. Tras meses de planificaciones desde el Comité Organizador, compuesto por personalidades indispensables de la comunidad artística, encabezado por la ministra de Cultura, Milagros Germán, quien hasta el momento ha realizado una gestión excelente y pulcra en todos los ejes que involucra su cargo.

La coordinación de esta Bienal ha sido ejecutada desde el despacho del Viceministerio de Creatividad y Participación Popular, con el vice-ministro Giovanny Cruz al mando. La comunicación se consideró el elemento más importante y se impuso como prioridad. Con ayuda de expertos, se preparó un plan de comunicación de cara al gremio artístico. Se tomaron en cuenta los dominicanos residentes en el exterior y desde los consulados se les asistió para facilitar el envío de documentos. El objetivo final, proyectar esta bienal como un evento abierto y accesible para todos.

Galería fotográfica, primer nivel Galería fotográfica, primer nivel

Los demás notables miembros del Comité Organizador son: viceministro de Patrimonio, arquitecto Gamal Michelén; director del Museo de Arte Moderno, arquitecto Federico Fondeur; curadora del Museo del Arte Moderno, Ana Agelán; directora de la Galería de Bellas Artes, Marianne de Tolentino; Salvador Bergés, museógrafo de la Galería de Bellas Artes; presidente del Colegio de Artistas Plásticos (CODAP), José Sejo; presidente de la Asociación Dominicana de Críticos de Arte, arquitecto Guadalupe Casasnovas; director de la Escuela de Crítica e Historia del Arte, señor Plinio Chaín; director de la Unidad Técnica de Cultura de la Cámara de Diputados, Abil Peralta Agüero; directora del Centro Cultural E. León Jiménez, María Amalia León.

Como parte del plan de promoción, algunos los miembros del Comité Organizador fueron entrevistados en medios de comunicación. Se realizó una ruta por pueblos del interior para motivar la participación de los artistas de todos los rincones del país. Se realizaron encuentros virtuales con artistas residentes en el extranjero. Como resultado del arduo trabajo de promoción pudimos observar una excelente respuesta, reflejada en las setecientas dieciocho (718) obras recibidas entre el 1ro. de marzo y el 15 de junio del 2023 por el equipo de registro y documentación, liderado por Teresa Lazo, conservadora y restauradora con más de diez (10) bienales de experiencia.

Setecientas dieciocho (718), no es un nuevo récord en las estadísticas bienales, pero es una cantidad considerable de obras a evaluar. El jurado de selección, lo conforman Fermín Ceballos, reconocido artista plástico, conocedor del arte contemporáneo; Carlos Sangiovanni, artista y docente de larga trayectoria; y Pilar Lladó, presidente de la Fundación de Amigos del Museo Reina Sofía de Madrid.

Instalación y pintura, segundo nivelInstalación y pintura, segundo nivel

Durante las primeras dos semanas de julio el jurado sostuvo un íntimo acercamiento con las obras, estudiando caso por caso la pertinencia de cada una. Sin parámetros o criterios, estos expertos tuvieron plena libertad para decidir, según las pautas acordadas entre ellos mismos.

Realizaron una gran labor en equipo, apostando a lo que les dictase su conocimiento, conciencia o espíritu; a veces bajo negociación, otras a unanimidad, pero siempre en consenso. Las obras seleccionadas fueron anunciadas por la Ministra de Cultura el 19 de julio.

Ciento cuarenta y ocho obras (148) lograron pasar el fino tamiz del jurado. Dos (2) se retiraron y una (1) fue descalificada, quedando ciento cuarenta y seis (146) piezas de arte echadas a suerte. La distribución fue la siguiente: una (1) obra gráfica, tres (3) videos, dos (2) performances, seis (6) cerámicas, once (11) esculturas, (17) diecisiete fotografías, (22) veintidós dibujos, (24) veinticuatro instalaciones y cincuenta y nueve (59) pinturas. Podemos notar que la obra pictórica ocupa un 41%, seguida por la instalación con el 16% de la selección.

Un 15% es dibujo, 12% fotografía, 7% escultura y 4% cerámica. La museografía se pensó por categorías, retomando una idea quizás en desuso, pero más didáctica, permitiendo a la apreciación simultánea que facilita la comparación y reflexión en torno a la técnica. Esta formulación no es absoluta; la obra habita un aura, el espacio que necesita para respirar, por lo tanto, cada caso presenta sus exigencias.

 

 

El equipo de museografía estuvo conformado por el Museógrafo del MAM, Luis Tejada y Ana Agelán, Curadora en Jefe del MAM, el escenógrafo Salvador Bergés, Museógrafo de la Galería de Bellas Artes, en calidad de miembro del Comité Organizador de la Bienal, quienes asumieron el asunto, convirtiéndose en aliados indispensables para la coordinación y el flujo de un cronograma de trabajo que debía completarse en cuatro semanas.

El equipo contó con el soporte de Odannis Feliz y Teresa Mirabal del Vice-ministerio de Creatividad. Se integró personal auxiliar de Servicios Generales del MAM, bajo la dirección de Nicolás Agramonte, así como colaboradores de la Dirección General de Bellas Artes y de la Dirección General de Museos. Es decir que, cuando hablamos de trabajo en equipo, nos referimos a una importante colaboración interinstitucional, que sintoniza las actividades de instancias que deben trabajar en consonancia.

Cuando el visitante entra al museo encuentra a la izquierda un ámbito dedicado a la fotografía, con doce (12) fotografías, once (11) dispuestas sobre la pared y un díptico colgado del techo. Otras dos (2) obras, de pintura expandida, se encuentran en el área, cerca del ascensor. En las salas de exposiciones temporales del primer nivel encontramos un homenaje a Jorge Pineda, la exposición “Nuevas Anatomías”. Al bajar al sótano veremos siete (7) cerámica, nueve (9) de once (11) esculturas, cinco (5) dibujos, seis (6) pinturas y la única obra gráfica.

 

En el segundo nivel del museo se integran pintura, dibujo e instalación; nueve (9) instalaciones, tres (3) video-instalaciones, cuarenta y una (41) pinturas, catorce (14) dibujos y un (1) video. Este gran conjunto de obras invita a reflexionar sobre nuestro momento actual, evocan temas que van desde la mística, la muerte y la religión, pasando por el consumismo, la polución, hasta la identidad y la búsqueda interior. No es recomendable visitar la XXX BNAV con prisas y a la brigantina, sino pausadamente, con tiempo para meditar y pensar sobre los mensajes de estas obras.

En el tercer y último nivel se divide forzosamente en dos secciones, de un lado la XXX BNAV y del otro, la exposición permanente “Selección de Obras Premiadas en Bienales Nacionales de Artes Visuales 1942- 2021”. Muestra representativa del histórico de la BNAV desde su creación por Rafael Díaz Niese en 1942, hasta la última edición en 2021. Bajo esta temática se despliegan algunas joyas de la historia del arte dominicano, importantísimas obras de artistas vanagloriados.

Estamos en tiempos de Bienal. Los artistas visuales de la República Dominicana están atentos y muy pendientes. Se anunciaron los ganadores el pasado 17 de octubre, pero la controversia sigue manifestándose. Protestas, inconformidades y un premio rechazado no es sorpresa. Cuando se conceden premios desde el estado, con nueve (9) montos de RD$ 300,000 y un gran premio de RD$ 1,000,000, el ambiente se pone efervescente; pero ya hablaremos de esto en otra entrega.

Por lo pronto, el programa de la XXX BNAV continúa con encuentros, paneles y conferencias de temas actuales de gran interés. El Premio del Público sigue abierto para que los visitantes del museo sean jurado también, y otorguen un reconocimiento a su obra favorita. La Bienal estará abierta al público hasta el domingo 17 de diciembre, día Nacional del Artista Plástico y gran fiesta para el arte.

Ana Agelán Fernández es curadora en Jefe Museo de Arte Moderno

Comparte esta Publicación:
TURNO LIBRE TV